Taller de Tecnologías Creativas en Cambá. Experiencia y experimentación.

Unos tubos misteriosos en las mesas. Unas compus. El sol entrando en la ventana de la ofi de Av. De Mayo, los termos, los mates. Que nunca nos falten los mates.

El sábado 25 de noviembre se llevó adelante el primer Taller abierto de Tecnologías Creativas en Cambá. Destinado especialmente a docentes, educadores y curiosos que trabajen en la transferencia del conocimiento. Nos presentamos brevemente y nos dispusimos a trabajar. Unas tarjetas de los Power Rangers fueron la excusa para el armado de los equipos de trabajo. Queríamos heterogeneidad. Se armaron dos grupos y dimos las primeras instrucciones. Las primeras son poquitas, pequeñas palabras que señalan hacia donde. O cómo empezar. Los desafíos que propusimos son eso, una propuesta para la resolución de una tarea difícil o compleja. Más que encontrar soluciones, en nuestros desafíos nos proponemos encontrar y explorar caminos posibles. Y por supuesto la respuesta es siempre colectiva.

Luces, movimiento, sensores, en grupos y a veces charlando sobre cualquier otra cosa, entre todos fuimos descubriendo y hallando nuevas formas de interacción con la tecnología, con el Hardware Arduino, con la electrónica, con los elementos dispuestos para jugar. A veces tocando el código, a veces sin que se mueva el motor, compartimos varias hs de exploraciones y hallazgos. Como siempre, la propuesta final es integradora. Crear un objeto nuevo, que sirva para algo, real o imaginario, pero colectivo. Ese es el desafío más grande, ponerse de acuerdo en lo proyectual, en las ideas, distribuir los roles. No llegamos a terminar, pero presentaron los prototipos y las ideas, los cambios que habría que hacerle al código, etc. En el final, intercambiamos reflexiones y pensamientos sobre la práctica. También, sobre las tecnologías en la escuela, sobre la tarea de nosotros los educadores, nuestra falta de capacitación, el potencial de las herramientas tecnológicas en el aula, etc. Pasadas las dos de la tarde, nos encontramos hablando y escuchando, intercambiando. Siempre creciendo, siempre apostando a estos encuentros de ejercicio consciente de la tarea que elegimos hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *